CONTENEDORES DE SUEÑOS

Description

CONTENEDORES DE SUEÑOS, DE RABÍ MONTOYA

Rabi Montoya reúne en esta sala cerca de treinta piezas de porcelana en tránsito hacia la forma, sus Contenedores de sueño son el instante acabado y la promesa de una nueva mudanza, la metamorfosis del devenir del pensamiento y las emociones. En ellas se contienen, como impresiones temporales, los sentimientos, los rituales cotidianos y los rasgos más sutiles de personajes anónimos que arrullaron filias y fobias sobre estas almohadas, metáfora del sueño y la ilusión.
La intimidad del sueño no descansa sólo en el espacio íntimo, en la reserva del cuerpo desmayado o el disfraz de la vigilia colgada en un perchero, sino en los pensamientos, los temores sueltos para andar a sus anchas, las pesadillas más exquisitas, los deseos sublimados y las extravagancias particulares. Si el sueño se contiene en una forma entonces tendrá textura y color, tal como la obra de nuestro artista lo concibe.
Rabi Montoya concilia en su mirada y en su saber hacer claves que recuerdan los estudios de Bachelard sobre el imaginario, en ellos los elementos míticos: fuego, agua, viento y tierra poseen los secretos de la ciencia y la poesía. Su íntima relación establecen las llamadas imágenes poéticas complejas a través de construcciones mentales inconscientes que Bachelard nombró percepción-construcción de la realidad.
Los modelos del pensamiento y la imaginación con los que organizamos el mundo encuentran sus claves en los asombrosos estudios de Bachelard, Rabi Montoya privilegia nuestra mirada y nuestra experiencia estética con la construcción de uno de esos mundos. Quizás sea a través de la mirada como podamos conseguir lo que Ruy Sánchez narra en su novela La mano de fuego “Cuando tocamos una pieza de cerámica tocamos las manos de quien la hizo. Tocamos una parte de sus sueños”.

                                                               Martha Ordaz